Uncategorized

Comida marisco y marisco durante el embarazo: precauciones a tomar

La dieta de las mujeres embarazadas es un tema delicado. Entre los deseos irresistibles de la madre y las restricciones relacionadas con la salud, a veces es difícil navegar. Para comer marisco y marisco durante el embarazo, sin culpa ni miedo, tenga cuidado siguiendo nuestros consejos.

Limite el consumo de marisco cuando esté embarazada
Todo lo que una mujer consuma durante su embarazo tendrá un impacto en su bebé. Toda la ingesta de nutrientes influye en la ingesta calórica y de nutrientes del feto, además de dar energía a la mujer. Los pescados y mariscos son conocidos como grandes fuentes de proteínas animales. Sin embargo, tenga cuidado con los platos a base de pescado crudo: sushi y carpaccios.
(Te puede interesar: Dieta durante el embarazo)
El riesgo que conlleva el consumo de pescado y marisco crudo es la posible contaminación con salmonela y otras bacterias. La toxiinfección en una mujer embarazada expone a complicaciones más graves que en una persona no embarazada. Si sus deseos de marisco son abrumadores, establece límites o haga lo posible para escoger opciones de e 39; alimentación más seguras.
(Te puede interesar: Dejar de fumar durante el embarazo)
Comida marisco durante el embarazo: ¿cuáles son los riesgos?
Según las afirmaciones de los médicos, el riesgo de comer marisco durante el embarazo es superior a los supuestos beneficios. Las proteínas se pueden encontrar realmente en otros alimentos. Los crustáceos menudo contienen gérmenes y microorganismos potencialmente peligrosos. La salmonela es una de las bacterias más patógenas que provocan intoxicaciones alimentarias. La mujer corre tras la deshidratación y la hospitalización extremas.
El anisakis, un parásito que se encuentra en el marisco, también causa problemas digestivos. Este parásito vive en el sistema digestivo de los peces y mamíferos marinos. El toxoplasma, otro parásito que se encuentra en la carne y el pescado poco cocidos puede causar enfermedades infecciosas a la madre expectante y dificultar el desarrollo neurológico del feto.

Si su afición al marisco es abrumadora, hágalo bien. Asegúrese de tener productos acabados de pescar y cocinados. Los mejillones, las sepias, las almejas, las gambas, deben quedar bien cocidos. Tome en pequeñas cantidades para satisfacer sus anhelos vez que minimice el riesgo de contraer infecciones alimentarias.
Siempre es una buena idea pedir consejo a su médico. Él le podrá asesorar sobre un alimento en función de su estado de salud y de sus necesidades nutricionales. De hecho, en algunas personas, la necesidad de ácidos grasos omega 3 es mayor, mientras que este elemento está presente en abundancia en algunos peces. La consulta podrá definir el menú para optimizar la ingesta nutricional durante el embarazo. En cualquier caso, es mejor abstenerse de comer marisco durante el embarazo ante dudas sobre su origen, frescura y forma de cocinar.
(Te puede interesar: Omega 3: peces durante el embarazo)

Aproveche nuestros diarios de seguimiento para bebés (fotografías de recuerdos de bebés, seguimiento del crecimiento, alimentación …) y nuestras recetas especiales de cocina para bebés, gracias a nuestra colección BabyNote. Clica aquí!

Comida marisco y marisco durante el embarazo: precauciones a tomar
4.9 (98%) 32 votes