Uncategorized

Para una dieta saludable durante el embarazo: qué recordar

Durante el embarazo, es fundamental que la madre, así como el bebé, tenga una dieta saludable. Aquí tiene los siete puntos imprescindibles a respetar.

El anuncio del embarazo te hace inmediatamente desear llevar una vida más sana, a partir de los alimentos. Aunque tendrá que tomar algunas precauciones para prevenir enfermedades como la toxoplasmosis, ésta también es una oportunidad para mejorar sus hábitos alimenticios. Lo que aprendáis sobre la nutrición durante el embarazo le ayudará más tarde, sobre todo durante la lactancia.
En primer lugar, es fundamental recordar siempre la pirámide alimentaria y las recomendaciones de los expertos. Entonces, para comer más saludable y equilibrado, debe elegir bien sus productos.
Durante el embarazo, el aumento de peso se debe controlar y cronometrar por no ser excesivo. Durante el primer trimestre, no ganará mucho peso; el segundo trimestre, absorbe 300 calorías más al día, y el tercer trimestre, un poco más de 450 calorías. Por tanto, no hay que comer el doble de lo habitual.
Dicho esto, las vitaminas y minerales resultando especialmente útiles, conviene privilegiar la calidad de la comida en lugar de la cantidad. Su médico estará allí para guiarle. Sin embargo, hay 7 reglas esenciales que no debes olvidar.
1. Come 7 porciones de frutas y verduras al día
La mejor manera de asegurarse de que el cuerpo te aporte vitaminas y minerales es comer frutas y verduras, cuidando de diversificar la foto. Lo ideal es consumir septiembre porciones de frutas y verduras al día que incorporaréis cada uno de sus comidas: desayuno, merienda por la mañana, comida, merienda por la tarde y cena. Recomendamos comer dos raciones de frutas o verduras para el desayuno y la cena.
2. Incluir 5 colores de e 39; alimentos en cada plato
A la hora de preparar la comida, asegúrese de que hay hasta cinco colores distintos de los alimentos. Por ejemplo, si está haciendo una ensalada de frutas, intente poner una fruta amarilla (plátano), una fruta verde (kiwi), una fruta roja (fresa), una fruta azul (arándano) y finalmente una fruta naranja (mandarina). ¿Por qué es tan importante? Porque cada color tiene propiedades diferentes. Cuanto más platos sean de colores, más consume una gran variedad de vitaminas y minerales.

3. Elija productos de temporada
La temporada es un criterio importante para elegir frutas y verduras. Hoy en día, muchos alimentos están disponibles durante todo el & # 39; año en los supermercados. Por lo tanto, es muy importante saber distinguir los productos de temporada más frescos para que se cosechan cerca. En otoño, por ejemplo, encontramos manzanas, caqui, uva y granada. Aprovecha la ocasión para consumir estas frutas en esta época del año.
4. Comer alimentos frescos y ricos en agua
Durante los nueve meses de embarazo, hay que hidratarse adecuadamente. Además de beber mucha agua diariamente, también debe comer alimentos frescos con propiedades hidratantes, tales como frutas y verduras, muy ricas en agua. Con la aparición del frío, come sopas o puré de verduras cada día. Las infusiones de manzanilla con miel también son un buen suplemento a la dieta durante las estaciones de otoño e invierno.
5. Prefiere los productos locales
Los alimentos locales son generalmente más frescos, por lo que se deben preferir. También preste mucha atención al origen de cualquier alimento que compre. Aprende a leer etiquetas, tu comida mejorará la calidad.

6. Condimentar los platos con aceite de oliva virgen
El aceite de oliva se encuentra en la parte superior de la pirámide alimentaria. Es el mejor aceite para cocinar o condimentar porque es el que más aporta al cuerpo. Recuerde, sin embargo, que una cucharadita de aceite de oliva tiene unas 100 calorías; por tanto, se puede consumir con moderación. Con tres cucharaditas, obtendrá las 300 calorías diarias adicionales prescritas durante el embarazo.
7. dosifique la cantidad de sal
En la medida de lo posible, se debe limitar la sal en nuestra dieta, ya que no es un elemento esencial para nuestro organismo. De hecho, la mayoría de los alimentos que comemos ya nos proporcionan la sal que necesitamos; por tanto, no es necesario consumir más. Según algunos nutricionistas, la sal sólo se & # 39; ha de e 39; utilizar para hervir alimentos. Si es difícil vivir sin sal, añadir con moderación. También puede intentar sustituirlo por hierbas aromáticas como salvia, albahaca, romero, menta … Suplementos ricos en oligoelementos y antioxidantes buenos para la salud.

Aproveche nuestros diarios de seguimiento para bebés (fotografías de recuerdos de bebés, seguimiento del crecimiento, alimentación …) y nuestras recetas especiales de cocina para bebés, gracias a nuestra colección BabyNote. Clica aquí!

Para una dieta saludable durante el embarazo: qué recordar
4.9 (98%) 32 votes