Uncategorized

Manchas en la piel del bebé: angiomas

A menudo se dice que los angiomas, estas manchas rojas o de color violáceo que un bebé puede presentar al nacer, se deben a un deseo insatisfecho por parte de la madre durante el embarazo. Pero, ¿qué es exactamente? ¿Qué son los angiomas? Como tratarlos?

En realidad, estas manchas rojas y delgadas no tienen nada que ver con la dieta de la mujer embarazada; pueden estar presentes desde el nacimiento o aparecer un poco más tarde y afectan entre el 10 y el 12% de los niños menores de un año.
angiomas
Los angiomas son malformaciones benignas de los vasos sanguíneos que conducen a manchas de color púrpura en la piel. Se clasifican en dos categorías principales: – Tumores vasculares o hemangiomas: aparecen muy rápidamente y desaparecen, en la gran mayoría de los casos, espontáneamente. Este tipo de angioma, muy frecuente en lactantes, aparece alrededor de los 9-10 meses: tras un rápido desarrollo, la mancha se estabiliza y se resuelve gradualmente, fase que puede durar varios meses a varios años. A los 10 años, el angioma suele desaparecer. No hay recurrencia. – Malformaciones vasculares o angiomas planos: corresponden a una dilatación anormal de la sangre o de los vasos linfáticos, probablemente en el momento de la formación del feto. Forman una mancha elevada que tiende a oscurecerse en la adolescencia y en la edad adulta; su tamaño no varía, pero estos angiomas tampoco se resuelven espontáneamente. Las más frecuentes son las malformaciones vasculares de tipo capilar que forman manchas "de color vino", desde el rosa pálido hasta el rojo azulado. Generalmente situados en la cara, representan principalmente un problema estético y no son peligrosos para la salud. También hay malformaciones venosas o linfáticas que pueden ser mucho más graves según donde se encuentren: faringe, ojos, genitales.
¿Qué tratamiento para los angiomas?
El tratamiento difiere según la categoría de e 39; angioma:
– Tumores vasculares o hemangiomas: en cuanto a los angiomas que normalmente se resuelven espontáneamente, es aconsejable esperar la curación natural que, a menos que el angioma sea muy profundo y extenso, no deje ninguna secuela. Sin embargo, en determinados casos, donde no se espera una regresión positiva, es posible optar por intervenir pronto con ultrasonidos, electrocoagulación, radioterapia, crioterapia, microcirugía o láser. De hecho, incluso si son benignas, estas manchas pueden, el "niño que crece, conlleva problemas estéticos y psicológicos: • Si se localizan cerca del ojo o cerca de la boca; • Si se encuentran en el tracto genital, frotar el pañal puede provocar lesiones dolorosas que tardan en curarse; • Cuando se encuentra en la cara, el niño puede ser apartado por otros niños.
– Malformaciones vasculares: en la mayoría de los casos, estos angiomas del bebé requieren una intervención temprana para que, con el paso de los años, se vuelven más densos, menos sensibles al tratamiento con láser y empeoran el problema estético. El láser es el único tratamiento posible. Sólo los angiomas situados en la frente, los párpados o el cuello pueden desaparecer con el paso del tiempo, normalmente antes de que el bebé tenga 12 meses, ya que no son verdaderos angiomas planos, sino capilares dilatados que gradualmente vuelven a la normalidad.
Cuando ver a un médico para un angioma en el bebé?
Aunque los angiomas que aparecen al nacer son leves, es esencial controlarlos. Es imprescindible consultar a un médico cuando el angioma empieza a sangrar o cambiar de aspecto, mostrando manchas de diversos colores o consistencia.

Aprovecha nuestros diarios de seguimiento para bebés (fotos de recuerdos para bebés, control del crecimiento, alimentación …) y nuestras recetas especiales de cocina para bebés, gracias a nuestra colección BabyNote Click aquí!

Manchas en la piel del bebé: angiomas
4.9 (98%) 32 votes