Uncategorized

Antibióticos en el embarazo: bebés y madres

Echemos un vistazo a las diferentes clases de antibióticos y fármacos, por lo que sabemos cuáles son seguros de tomar y cuáles no debería tomarse durante el embarazo.

– Penicilina, cefalosporina y derivados sintéticos. Utilizados durante años durante el embarazo, son efectivos contra una gama relativamente amplia de bacterias e infecciones y no tienen efectos secundarios sobre el feto. Por este motivo, son los medicamentos preferidos durante los nueve meses que una mujer está embarazada.

– Macrólidos (eritromicina, claritromicina, …). Se administran especialmente cuando hay alergia a la penicilina o la cefalosporina y sus derivados. La clindamicina es útil para tratar infecciones causadas por bacterias anaeróbicas, tanto locales (dermatitis) como sistémicas (trastornos del tracto urinario).

– Aminoglucósidos (estreptomicina y gentamicina). Constituyen una clase de antibióticos muy activos pero, desgraciadamente, no están exentos de posibles efectos tóxicos sobre el nervio acústico y los riñones del feto. Es por ello que, en mujeres embarazadas, su uso sólo se prescribe en hospitales y para infecciones específicas (por ejemplo, ciertas infecciones urinarias o respiratorias).

– Tetraciclina. A esta molécula se le han atribuido efectos secundarios en la formación de cartílagos y dientes de leche. Por tanto, no se recomienda su uso durante la duración del embarazo.

– Combinación de trimetropina y sulfametoxazol. Esta combinación tiene una limitación significativa en su uso a partir del tercer trimestre del embarazo debido a los posibles efectos nocivos sobre el recién nacido.

Aprovecha nuestros diarios de seguimiento para bebés (fotos de recuerdos para bebés, vigilancia del crecimiento, alimentación …) y nuestras recetas especiales de cocina para bebés, gracias a nuestra colección BabyNote. Clica aquí!

Antibióticos en el embarazo: bebés y madres
4.9 (98%) 32 votes