Uncategorized

La importancia de la ecografía durante el embarazo

La ecografía es una técnica que se utiliza para estudiar y evaluar el feto durante el embarazo; se basa en el principio de la ecografía. Pero, ¿cuántas ecografías se necesitan durante el embarazo? Cuando se deben hacer? ¿Qué es el & # 39; ecografía 3D? Responderemos todas las preguntas que tiene aquí.

Al principio del embarazo, la ecografía comprueba que el feto está vivo (se puede ver y registrar su actividad cardíaca) y que todo va con normalidad. La ecografía también indica si se trata de un embarazo único o de un embarazo múltiple (cada vez más frecuente en la actualidad, sobre todo con gemelos dicigóticos). Por lo tanto, es la prueba más importante después de una prueba de embarazo positiva porque nos habla del buen progreso del embarazo.
Se recomienda realizar al menos tres ecografías durante el & # 39; embarazo

Ecografía del primer trimestre del embarazo
La ecografía del primer trimestre se debe hacer entre la semana 11 y la semana 13 + 6. El objetivo principal es detectar la presencia de signos que puedan sugerir una anomalía cromosómica, como el síndrome de Down.
El indicador más importante a tener en cuenta es la translucidez nucal: su valor se mantendrá por debajo del percentil 95. Una translucidez nucal más gruesa puede ser un signo de problemas como el síndrome de Down (u otros), problemas cardiacos, etc. No siempre es así, ya que algunos fetos normales también pueden presentar una translucidez nucal más gruesa; por tanto, hay que continuar las pruebas.
La medida de la translucidez nucal debe ser muy rigurosa, ya que su valor es & # 39; introducirá con los datos relativos a la muestra de sangre de la madre para calcular el riesgo combinado (anteriormente "triple screening").
Durante la primera ecografía también se mide el hueso nasal del feto. En el 70% de los fetos con síndrome de Down, este hueso es muy pequeño o incluso inexistente.
Durante este examen, también se realiza un seguimiento para evaluar determinados vasos sanguíneos y el corazón fetal.
Al observar las arterias uterinas desde el primer trimestre, es más fácil detectar embarazos de alto riesgo: preeclampsia, hipertensión y / o insuficiencia placentaria. Los estudios demuestran que cuando este riesgo es elevado, el tratamiento con ácido acetilsalicílico en dosis bajas ya la semana 16 puede prevenir complicaciones.
Finalmente, es importante hacer un estudio exhaustivo de la anatomía del feto para garantizar que su desarrollo sea normal para la edad del embarazo.

Ecografía del 2º trimestre del embarazo
La ecografía del segundo trimestre también se conoce como ecografía de la semana 20 o ecografía morfológica. Se realiza entre la 18ª y la 22ª semana de embarazo y tiene como finalidad el diagnóstico de malformaciones. Ahora el feto está casi completamente formado y la mayoría de complicaciones y trastornos son perfectamente detectables por ultrasonidos. Por lo tanto, es muy importante hacerlo con mucho cuidado, siguiendo todos los pasos con mucha precisión.

Ecografía del 3er trimestre del embarazo
En el tercer trimestre, el objetivo de la ecografía es estudiar la posición del feto, su peso y su comportamiento. Para ello, lo medimos, el "pesamos" (mediante una fórmula matemática a partir de todas las medidas introducidas) y usamos el control para asegurar una correcta función placentaria.

Ecografía 3D y 4D
Normalmente, la ecografía se hace en dos dimensiones (2D), pero también hay una ecografía tridimensional. Para qué se utiliza y qué diagnóstico proporciona durante el embarazo?
La ecografía 3D / 4D permite evaluar el feto en los tres planos ortogonales. Así podemos captar, en volumen, las partes del cuerpo del feto que nos interesan y analizar el interior (cerebro, columna vertebral, etc.) como la superficie (cara, extremidades, etc.). Además, la ecografía 4D permite estudiar el movimiento en tiempo real.
La ecografía 3D es muy útil cuando hay que ver la cabeza del feto desde el interior; por lo tanto, complementa perfectamente la información proporcionada por la ecografía 2D (neuronsonograma 2D / 3D). También facilita la identificación de las vértebras afectadas por la espina bífida y, por tanto, ayuda a identificar mejor la patología de la que se puede ver afectado el feto. Actualmente, la ecografía 3D tiene un papel clave en el diagnóstico prenatal.
Con la ecografía 4D podemos estudiar la superficie del feto en movimiento. Además de un papel diagnóstico, esta ecografía permite observar algunas de las características del feto, sus gestos y movimientos en el útero, lo que fortalece el vínculo psicoemocional entre los padres y su bebé.
La ecografía es una técnica de diagnóstico de la imagen prenatal no invasiva. La ecografía 3D se ha convertido en un complemento esencial para el estudio del curso del embarazo.

Aprovecha nuestros cuadernos de seguimiento del bebé (fotos de recuerdos del bebé, control del crecimiento, alimentación …) y nuestras recetas especiales de cocina para bebés, gracias a nuestra colección BabyNote. Clica aquí!

La importancia de la ecografía durante el embarazo
4.9 (98%) 32 votes